Tu mente… TE MIENTE

por Instituto Psicode

Lo que más queremos, aquello con lo que más sensibles somos y más miedo da que desaparezca de nuestra vida, en algunas personas, se convierte en  su talón de Aquiles para la mente que miente.


Así  le contábamos a una de nuestras pacientes  con pensamientos obsesivos cuando lloraba desconsoladamente porque creía no querer a su chico al que realmente amaba. ¿Parece una incongruencia verdad?  Pues sí,  así es el sufrimiento que vive una  persona con obsesiones, siente miedo, cansancio mental y mucha ansiedad, dudas constantemente de aquello que racionalmente no quieres que suceda.

Una de las consultas que nos ha llegado al blog dice: Hola! Conocí a mi chico hace un año y medio y desde entonces he estado enamorada, ilusionada y pensando locamente en él. Encontré trabajo en el extranjero y me tuve que ir, el amor que sentíamos era tan fuerte que decidimos probar en la distancia, y fue perfecto, muy enamorados... En mi trabajo me ofrecieron quedarme un año mas,… le ofrecí que se viniera conmigo. Me dijo que si, pero para que él viniera a trabajar  nos teníamos que casar, pero no tuvimos ninguna duda, simplemente era un papel…

Todo seguía como el principio y estaba muy ilusionada…  y decidimos ir al juzgado para tramitar los papeles y  casarnos…  hasta la noche antes de ir a firmar, de repente me pregunté: si estaba segura de casarme e ir a vivir con él. Y fue como si todo se desvaneciera… No le di importancia y fuimos a firmar el papel, pero por la noche me volvió a salir la duda… y fue asi hasta que nos llamaron del juzgado para dar ese ‘gran’ paso y yo no estaba muy decidida …

Este verano he llorado y he tenido ansiedad y miedo preguntándome si realmente estaba enamorada de él, porque no tenía ninguna ilusión ni de casarme, ni que se viniera tan lejos a vivir conmigo, es todo una contradicción….aun estoy con miedo, ansia y dudas de si quiero que venga, estar con él, etc. Pero luego hablo con él y todo se me pasa, me imagino la vida aquí con él, pero la duda vuelve a aparecer, es como tuviera todo el tiempo una mala voz en mi cabeza que no me deja seguir adelante con él, y me pregunto si lo quiero, si no lo quiero, etc. Pero lo último que quiero es perderlo, incluso me imagino teniendo hijos con él. Es perfecto para mi pero me quiero deshacer de ese maldito miedo y ansiedad, quiero quererlo como antes y sentir lo que sentía”.

Queremos darte las gracias por este comentario en nuestro blog porque es un claro ejemplo de TOC de dudas (Trastorno Obsesivo Compulsivo ) y puede ayudar a muchas personas que le sucede lo mismo y no lo identifican.

Creemos además, que estás muy enamorada de tu novio y que le quieres de verdad, pero en el momento de aumentar vuestro nivel de compromiso con la firma del matrimonio, te has hecho la pregunta de “¿Estoy realmente segura?”. Este pensamiento te generó un nivel tan alto de ansiedad que incluso llegó a confundirte, creyendo erróneamente que si realmente dudabas seria porque no le querías.

Entras en una espiral tan complicada que ya no sabes dónde está el límite entre tus sentimientos reales y tus miedos.   A partir de ahí se ha disparado el TOC (“la enfermedad de las dudas”) Realmente, estas dudas son el reflejo de tus miedos: tu miedo a perder al amor de tu vida

Tienes dudas de si le quieres, pero cuando racionalmente te planteas una vida sin él, entras en una pena y un dolor insoportable.

¿Por qué sigues dudando de tu amor hacia él? Si lo analizas, te darás cuenta de que tu corazón no duda, tus sentimientos hacia él no  varían, es tu mente la que te engaña.
Son tus pensamientos obsesivos en formato duda. “¿y si… realmente no le quiero?, ¿y si… no quiero estar con él?, ¿y si no es el hombre de mi vida?, ¿Estoy realmente segura? “.

Seguro que no paras de darle vueltas, incluso a ratos estarás  buscando pruebas de que sí le quieres, en ese momento te llega la calma, pero luego vuelve de nuevo la ansiedad.

Deja de darle vueltas, tus dudas son absurdas. Tienes un trastorno obsesivo compulsivo. Nosotros te enseñamos CÓMO hacerlo.

Son muchas las personas que han acudido a Psicode con este mismo problema y queremos decirte que tiene solución. Existe un tratamiento (cognitivo-conductual) que te ayudará  primero a conocer cómo funciona tu TOC, a no hacer caso a estos pensamientos  obsesivos,a manejar tu ansiedad  y a que finalmente puedas disfrutar de tu relación.

Escribiendo esto nos acordamos de nuestros pacientes que han sufrido el mismo problema que tú, y lo desesperanzados que venían a la primera sesión.

Igual que tú puedes superarlo, en Psicode han podido superarlo otras personascomo hizo D. cuando creía que era una mala madre y no querría a su segundo hijo (“Y si no quiero a mi segundo hijo cuando nazca?”), o S. cuando lloraba porque imaginaba que podía lastimar a su sobrino (“¿Y si hago daño a mi sobrino?”) , o A. que incluso dudaba de si le había sido infiel a su mujer (“¿Y si he sido infiel y no me acuerdo?”), o J. que dudaba de su sexualidad (“¿Y si soy homosexual y no lo sabía hasta ahora?”).  Todos ellos sufrían por las dudas que origina el TOC y actualmente son muy felices.

Un abrazo fuerte para ti y todos nuestros valientes.

Escrito por Martín y García, equipo de Psicode

6 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PSICODE - Instituto de Psicologia y Desarrollo PersonalSe encuentra habilitado como Centro Sanitario por la comunidad de Madrid con el número de registro sanitario CS13418